MATADOR ROCKERS

ESTO TENÍA QUE PASAR

Después de una larga espera, Del Palo puede anunciar con gran satisfacción la salida del primer trabajo de Matador Rockers, uno de los grupos mas innovadores y arriesgados del panorama hip hop en español; presente y futuro de la escena, una de las pocas propuestas factibles en lo que a revisión del género se refiere. Asesinos del prejuicio, defensores de la libertad creativa, nos encontramos con una formación joven, fresca y desenfadada, que no tiene miedo a enfrentarse a los puristas.

“Esto tenia que pasar” es el fruto de casi dos años de trabajo duro, donde la banda se ha encerrado en el estudio para cocinar un disco directo, sin florituras. Una autentica bofetada sonora que pretende seguir la estela del sonido revolucionario que el sello Del Palo ha

perseguido desde sus inicios.

Ya desde la introducción las cosas quedan claras, “Esto tenia que pasar” no es un disco convencional. Ritmos uptempo, sintetizadores punzantes y patrones rítmicos poco convencionales, el sonido de Matador Rockers invita al movimiento y al descontrol. Unas letras afiladas unidas a unos flows atrevidos conforman un abanico temático que va desde la pura exaltación del yo, hasta la visión joven del mundo que rodea a estos cuatro chicos de barrio.

Chen, Gonne, Lio y Ra no han estado solos en la confección de este trabajo, junto a ellos, todo un abanico de artistas han querido formar parte de este disco. Entre ellos se encuentran Eduardo Donvuelo (miembro de Gran Pueblo y uno de los primeros consejeros del grupo), Toteking (que confió en el sonido Matador desde su primera escucha y decidió llevar al grupo de gira) y toda la familia Del Palo: Tremendo y sus estructuras imposibles, M’Baka oko y su desenfado y Anqui, la nueva potente voz que acompaña a Chacho Brodas. todo esto supervisado por Griffi, señor del sonido Del Palo que ha sabido guiar y aconsejar a estos muchacho en su primera experiencia discográfica.

En el apartado de producciones nos encontramos un disco elaborado casi en su totalidad por Chen en el que Griffi ha dejado caer dos ritmazos para la ocasión. El resultado sonoro es esta obra “Made in Del Palo. Algo único, diferente y cuidado hasta el más mínimo detalle para satisfacer al oyente mas exigente, atraer al público curioso y , porque no decirlo, mosquear a más de uno.

Esto tenía que pasar, Matador Rockers tenía que pasar. El hijo enfadado del hip hop, el cáncer de una escena que se ha quedado estancada en viejas formulas y en la nostalgia de sus inicios; un grito en medio de la repetición clamando que continúe el diálogo, una auténtica pieza de amor al género.